miércoles, 27 de abril de 2016

ALARMANTE PLAGA DE ERIZOS MARINOS DEBIDO A LA SOBREPESCA EN EL MAR!!

Una sola especie domina el fondo marino: 
El erizo Diadema antillarum y sus blanquizales.

Aspecto de un blanquizal.

El erizo Diadema antillarum es un herbívoro que, sin lugar a duda, representa una «especie clave», principalmente cuando aparece como una plaga, ya que tiene una gran capacidad para modificar la estructura y forma de comunidades vegetales y animales sésiles de los fondos rocosos, hasta convertirlos en los famosos blanquizales, zonas rocosas desprovistas casi por completo de algas. Un sustrato rocoso con algas se mantiene, siempre y cuando la densidad de erizos sea menor a dos erizos por metro cuadrado. Sin embargo, una densidad de dos a cuatro erizos por metro cuadrado induce a un cambio brusco de un fondo rocoso con algas hacia la fase de blanquizal moderado. Superior a cuatro erizos por metro cuadrado se considera ya un blanquizal maduro y bastante degradado, donde ningún tipo de alga puede desarrollarse.

Se aprecia el blanqueamiento de las rocas debido al crecimiento de algas calcáreas. El erizo se ancla en una esquina dando refugio a una holoturia que se esconde detrás.

No obstante, estos blanquizales han existido en Canarias muchísimo antes de que el hombre llegara al archipiélago. Por tanto, son un ecosistema natural de los fondos rocosos
de las islas macaronésicas donde, en equilibrio natural, gracias al control de los depredadores, éstos sólo existían principalmente en fondos con una gran complejidad estructural (muchas cuevas y grietas que sirven de refugio al erizo). Sin embargo, en las zonas rocosas con pocos refugios, la densidad de erizos era baja y permitía el crecimiento de algas. De hecho, la existencia de blanquizales en equilibrio permitía una heterogeneidad mayor del ecosistema donde se intercalan zonas con algas y sin algas. Los erizos actúan como podadores naturales que aclaran áreas de recubrimiento algal, muchas veces homogéneas y dominadas principalmente por una sola especie, y la convierten en un sustrato rocoso limpio, perfecto para una recolonización de especies nuevas de algas e invertebrados.

Vamos a ver la evolución de los fondos canarios. Los tres estados típicos de un fondo marino con cantos rodados y piedras angulosas junto a plataformas rocosas. 
Vemos que influye la complejidad estructural del hábitat para que exista mayor densidad de erizos.

Fondo cuando el esfuerzo pesquero era bajo (1980).




Fondo con esfuerzo pesquero moderado
(1990).



Fondo actual en la mayoría de las islas Canarias
que han sufrido sobreexplotación
pesquera (2016). Sólo El Hierro y suroeste
de La Palma, representan la excepción.

Sin embargo, este equilibrio natural parece haberse roto a partir de la creciente sobreexplotación pesquera del litoral que ha sufrido el archipiélago, como consecuencia del aumento de la demanda de pescado, debido al incremento del turismo y de la población canaria. Esta sobreexplotación pesquera del litoral ha eliminado a los depredadores naturales del erizo (gallos, pejeperros, sargos, samas...), promoviendo una plaga de erizos en todos los fondos rocosos. En la actualidad, los blanquizales se han expandido alarmantemente, ocupando hasta casi el 90% de los fondos rocosos de las islas más afectadas por la sobreexplotación pesquera.

Blanquizal de moderado a maduro. Los erizos
se distribuyen de forma mas aleatoria, ya que
no necesitan agregarse para protegerse.

Veamos ahora el porqué del poder de este erizo para dominar nuestros fondos marinos:

1) Baja tasa de mortalidad por depredación: Con presión depredatoria, el erizo se protege en grietas y huecos durante el día, que es cuando más depredadores existen, y salen de sus refugios sólo a la noche para ramonear las algas cercanas a su refugio. Además, presenta unas púas largas que lo defienden de la mayoría de peces. Sólo las tallas grandes de algunos peces son capaces de depredar sobre los erizos de gran tamaño. Así que, en zonas sobreexplotadas por pescadores y por tanto con ausencia de depredadores adultos, sólo existe predación sobre erizos muy pequeños, ya que a partir de cierto tamaño, no existe depredador alguno que pueda romperles el caparazón.

2) Gran poder de reproducción y colonización: Presenta una producción de huevos y un asentamiento post-larval muy alto, lo que le da muchas ventajas, especialmente con el aumento de las temperaturas.

3) Edad máxima de tres a cuatro años: Lo que implica tener una población reproductora madura en un corto periodo de tiempo.

4) Diadema antillarum es capaz de cambiar su comportamiento: Principalmente es un animal nocturno que cambia de hábitos en ausencia de depredadores. Así, el erizo ramonea tanto de noche como de día sin buscar refugio, ya que no tiene predadores, lo cual le permite una propagación hacia zonas nuevas, favoreciendo el avance del blanquizal. Esta consecuencia conlleva un aumento de erizos por área y por tanto una mayor escasez de algas que hace que el erizo se comporte como omnívoro para sobrevivir, alimentándose de todo tipo de propágulos y esporas de vegetales y animales, materia orgánica y detritos. Además, es capaz de disminuir el tamaño de su caparazón, como adaptación a la lucha por el alimento, de manera que reduce su volumen de forma proporcional a la densidad de erizos presentes en el ambiente. Por tanto, cuanto más maduro es el blanquizal más erizos hay por metro cuadrado y, por consiguiente, más pequeños son los erizos para evitar competir entre ellos por el alimento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario