jueves, 28 de mayo de 2015

EL CAMBIO CLIMÁTICO EN AGUAS DE CANARIAS.

EL CAMBIO CLIMÁTICO EN LAS AGUAS DE CANARIAS

«Como afecta el cambio climático
a los fondos marinos canarios.
El Hierro como ejemplo de la
futura evolución de nuestros fondos
y su tendencia a la tropicalización»


Después de los años 90’s y sobre todo a partir del 2000, la temperatura del agua en Canarias se ha ido incrementando debido al cambio climático, especialmente en El Hierro. Esto ha permitido la llegada de especies más tropicales, provenientes de Cabo Verde o el Caribe.

Imagen insólita de una pareja de gallos tropicales Aluterus monoceros en la isla de El Hierro.


Chicharro-caballa tropical Decapterus macarellus cada vez más frecuente en las islas occidentales.


En El Hierro son cada vez más frecuentes las agujetas tropicales Hemiramphus
balao (abajo). Aguja Tylosurus acus (arriba).


El Hierro representa un ejemplo claro de cómo afecta el calentamiento del agua debido al cambio climático, ya que está geográficamente en una región más alejada de la influencia de aguas frías provenientes del afloramiento de África. Además, el frente térmico tropical se acerca mucho e incluso toca a la isla en ciertas épocas. Esto le hace ser la isla que más está sufriendo el aumento de temperaturas en el mar.


Increíble rancho de gallos oceánicos tropicales Canthidermis sufflamen en la isla de El Hierro.


Jurel corredor tropical Caranx crysos.


Para entender este cambio vamos a remontarnos atrás en el tiempo. En los años sesenta nos encontrábamos con aguas más frías y la presencia de especies septentrionales, más exigentes con las temperaturas bajas, como el romero capitán (Labrus bergylta). A partir de los años setenta y ochenta comienza el calentamiento del agua en El Hierro y las especies de aguas frías más exigentes desaparecen, como es el caso del romero capitán, y las que persisten se distribuyen a mayor profundidad, donde el agua es más fría, y también en zonas más expuestas a las corrientes frías de los alisios. Así, las veremos principalmente en las caras norte y noreste de la isla.



Caboso tropical Gnatholepis thompsoni muy abundante en la actualidad.


Jurel negro tropical Caranx lugubris.


Es justo a partir de los noventa cuando se incrementa sustancialmente la temperatura del mar y empiezan a desaparecer o descender las poblaciones de otras especies de afinidad boreal menos exigentes, como los centollos Maja squinado, estrellas Marthasterias glacialis, peces como morenas pintadas (Muraena helena), cantareros (Scorpaena scofra), doncellas (Coris julis), samas (Pagrus y Dentex), chopas (Spondyliosoma cantharus), corvinas (Sciaena y Umbrina), sardinas (Sardina pilchardus), etc.


Tortuga Carey de aguas tropicales.


Especies de origen tropical como el cangrejo arlequín Platypodiella
picta y su alimento, el zoantario colonial Palythoa caribaea, han aumentado
sus poblaciones a partir del 2000.


Temperaturas superficiales del mar
en septiembre y con tiempo de bonanzas en la actualidad.



Del mismo modo, aumentan las poblaciones de especies más termófilas como son los gallos azules (Aluterus scriptus), tamboriles espinosos (Chilomycterus reticulatus), pez trompeta (Aulostomus strigosus), alfonsiños (Heteropriacanthus cruentatus), chopones (Kiphosus sectator), petos (Acanthocybium solandri), sardinas (Sardinella aurita y maderensis), etc. Hay que destacar que este aumento en la población de especies más termófilas, junto al aumento gradual de la temperatura de oeste a este, hará que muchas de estas especies experimenten una expansión hacia las islas orientales, como es el caso del peto, pez trompeta, gallo azul, alfonsiños, etc., que antes del cambio climático apenas eran conocidas o no existían en estas islas.

Macarela arcoíris de origen tropical Elagatis bipinnulata visto a partir del 2000.


Debido al calentamiento del agua se ha visto en numerosas ocasiones en El Hierro, al gallo tropical Melichthys niger.


Caranx ruber es un jurel proveniente del Caribe y que ha sido visto por los autores a partir de los años 90 en El Hierro y Tenerife. Esta es la primera vez que se cita a esta especie en aguas de Canarias.

La tropicalización es un hecho desde que comienzan a aparecer especies nuevas de origen tropical, como es el gallo oceánico (Canthidermis sufflamen), caboso tropical (Gnatholepis thompsoni), agujetas (Hemiramphus balao), varios jureles tropicales (Elagatis bipinnulata, Caranx latus, Caranx crysos, Caranx lugubris, Caranx ruber y Decapterus macarellus), pez ardilla (Myripristis jacobus), salmonetes tropicales (Pseudupeneus prayensis y Mulloidichthys martinicus), tiburón ballena (Rhincodon typus), antozoos tropical Palythoa caribaea, coral de fuego Millepora alcicornis, opistobranquio tropical Micromelo undata, etc., especies que nunca antes habían visto los pescadores, aunque algunas sólo se vean esporádicamente.


Jureles tropicales de cola amarilla Caranx latus.


El cambio climático ha permitido
la llegada de especies más
tropicales, como es el caso del pez
soldado Myripristis jacobus.


Aguja Platybelone argalus de origen tropical y cada vez más frecuente en las islas occidentales. Se observa tragando a un guelde.


Actualmente el clima esta totalmente loco, dicen los ancianos que lo han visto todo, porque este verano del 2015 hemos visto muchas tormentas de verano con agua a raudales. Y yo me quedo perplejo también porque el clima de Canarias se parece cada vez más al de Costa Rica, con un clima tropical de mucho calor húmedo por el día y tormentas con lluvias por la tarde-noche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario